Marc Rich: Negocios oscuros

Se publica en españa una reveladora biografía del “rey del petróleo”. Reventó el oligopolio internacional del crudo en los años 70, cometió el mayor fraude fiscal de la historia de estados unidos y se convirtió en uno de los hombres más ricos del mundo desde su “refugio” suizo, negociando la compra y venta de materias primas con los gobiernos más corruptos.

La noche del 20 de enero de 2001, horas antes de abandonar definitivamente la Casablanca, Bill Clinton tomó la última decisión de sus ocho años de mandato: conceder el indulto presidencial al prófugo Marc Rich, el “mayor defraudador de la historia fiscal de los Estados Unidos”. Acababa así la persecución policial internacional a uno de los mayores comerciantes de materias primas del mundo, cuyas causas nunca fueron juzgadas debido a su fuga, en 1983. Antes de tomar una decisión tan impopular, Clinton había recibido peticiones de indulto de personalidades influyentes de todo el mundo, pero sobre todo desde los dos países que habían proporcionado un nuevo pasaporte a Rich: Israel y España. Aquí, el premio Nobel de literatura Camilo José Cela (presidente en ese momento de la Fundación Marc Rich), Fernando Fernández Tapias (entonces presidente de la CEOE) e incluso el Rey Juan Caros I pidieron el perdón del fugitivo al presidente de Estados Unidos.

¿Por qué? ¿Quién es Marc Rich?

Aunque editada originalmente en 2009, acaba de publicarse la versión en español de “Marc Rich: El rey del petróleo” (Ediciones Martínez Roca), una biografía escrita por el periodista austríaco Daniel Ammann y que ha contado con la insólita colaboración y revisión (que no censura, según el autor) del propio Rich, un tipo alérgico a hablar sobre su persona. Repasar la vida de este magnate del petróleo es abrir una ventana al mundo de las relaciones comerciales internacionales y de sus vericuetos más turbios, donde las mercancías se intercambian en operaciones que sólo responden a la ética del dinero. En ese liberalismo sin freno, tan fructífero como amoral, Marc Rich se desenvolvía como pez en el agua, hasta el punto de llegar a amasar una de las mayores fortunas del mundo, superior a los 1.000 millones de dólares a principios de los años 90.
Nacido en Amberes en 1934, los padres de Marcel Reich (su verdadero nombre) consiguieron huir de la invasión nazi a Bélgica, encontrando cierta tranquilidad en un campo de refugiados de Marruecos, desde donde embarcaron meses más tarde a Nueva York. Allí, en las calles de Queens, y siguiendo el ejemplo de su padre, el joven Marcel fue forjando un espíritu emprendedor que pronto, sin estudios superiores, le llevó a formar parte de la multinacional Philipp Brothers. Allí, desde lo más bajo, Rich La dictadura del petróleo fue escalando peldaños hasta convertirse en uno de los hombres fuertes. Obtenía negociaciones muy ventajosas en el mercado internacional de las materias primas y cosechaba notables éxitos en operaciones “calientes” con países tan equidistantes ideológicamente como la Cuba posrevolucionaria o la España franquista. De hecho, Rich dirigió la oficina comercial de Madrid entre 1964 y 1974, estrechando lazos con personas cercanas a la dictadura y a la actual Familia Real.
Sin embargo, si algo caracterizó la forma de entender los negocios de Marc Rich fue su facilidad para tratar con cualquier cliente que quisiera hacer negocio con él. Así, como cuenta Ammann en el libro, Rich se saltaba a la torera los embargos internacionales, encontrando en la clandestinidad y el soborno la semilla perfecta para aventajar a otros agentes. Pero si algo ha diferenciado a Rich es su olfato para encontrar oportunidades en las grandes crisis ajenas. Fue capaz de desafiar al hermético mercado de las “Siete Hermanas” (las siete compañías que controlaban el petróleo mundial e imponían sus precios antes de la crisis del 73) vendiendo a España petróleo procedente de Israel (llegado allí a su vez a través de un oleoducto secreto desde Irán), pese a que Franco no reconocía al país judío. Para esconder el origen del crudo, Rich ordenaba a sus barcos detenerse antes en la Rumanía comunista de Ceaucescu, el único país de la Europa Oriental que no había roto relaciones con Israel después de la guerra de los Seis Días (1967).
La biografía “revisada” de Rich también cuenta, entre otras muchas cosas, que estuvo casado en dos ocasiones, que su última novia fue la española Lola Ruiz, nieta de “La Pasionaria”, que por culpa de su destierro no pudo acompañar a su hija Gabrielle en su lecho de muerte (falleció a los 27 años de leucemia en Seattle), que en su época dorada trabajaba 16 horas al día de lunes a domingo o que actualmente vive en Suiza, retirado del comercio de materias primas (aunque activo en otros negocios, fundamentalmente inmobiliarios). También dice que ha gastado 150 millones de dólares en obras benéficas durante los últimos 30 años. Aunque no habla de una posible financiación al partido demócrata de Clinton antes del indulto. Ni de su segundo y sorprendente indulto presidencial, dos años más tarde, esta vez de la mano del republicano George Bush Jr., al que podría haber financiado también.
Pese a todo, el septuagenario Rich, que pasa sus vacaciones en Marbella, no tiene intención de volver a Estados Unidos, “por si acaso dejé algún recibo de aparcamiento sin pagar hace 30 años y hacen una montaña de ese grano de arena”. Un millonario de libro.
Si te interesa este artículo, puedes leer más en el número 1 de nuestra revista
Source: http://www.revistanumerosrojos.com/index.php?Itemid=151&id=49%3Amarc-rich-negocios-oscuros&option=com_k2&view=item

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: